El signo de los cuatro de Arthur Conan Doyle

sábado, 8 de julio de 2017


The sign of four en el inglés original forma parte de los casos de Holmes y daba la bienvenida a Mary Morstan, la esposa del doctor Watson. Se publicó en 1890 y es una de las cuatro novelas que tiene como protagonista a Sherlock Holmes.

La señorita Morstan acude a Sherlock Holmes para que la ayude a averiguar quién está detrás de los envíos de unas valiosas perlas que al parecer pertenecen a un gran tesoro. Su padre, desaparecido desde hace tiempo después de haber estado destinado en un regimiento de la India, podría estar implicado en el asunto. Holmes y Watson deciden acompañarla para reunirse con un hombre que al parecer tiene información sobre el caso. Poco después conocerán al señor Sholto que les contará su historia. Mientras tanto crecerá el enigma de un extraño mensaje “El signo de los cuatro”.

En el primer capítulo de esta historia leemos sin paliativos cómo Holmes se inyecta cocaína ante el estupor de Watson. El detective alegaba que su cerebro necesitaba actividad y cuando tenía escasez de acertijos mentales recurría a las drogas para “cargarse” por así decirlo. Es un ejemplo directo de cómo el perfecto e intachable detective también tenía sus vicios. En esta novela además conocemos a Mary, la futura esposa del doctor. Es una historia corta y fácil de leer que sigue el esquema habitual de otras narraciones de Conan Doyle como Estudio en escarlata y El valle del terror es decir, se explica la versión del culpable que nos llevará a la ocupación inglesa de la India, aunque en este caso no es tan larga y cansina como en las novelas mencionadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario