La legión perdida de Santiago Posteguillo

martes, 6 de junio de 2017

Con esta última entrega se pone fin a la trilogía de Trajano. La edición original es de Planeta, S. A. de 2016. Círculo de Lectores obtuvo la licencia editorial para su difusión. Encontramos los últimos años del gobierno de Trajano pero además una amplia visión del mundo conocido durante esa época ya que incluye otros tres imperios aparte del romano, el de los Han de China, el Kushan y el Parto en Oriente.


Para los que conozcáis la historia de Trajano ya sabréis que fue uno de los mejores emperadores de Roma y eso que era de procedencia hispana ya que la ley del senado romano exigía que el emperador tenía que haber nacido en la Península Itálica pero en los casos de Trajano y Adriano esa ley no se llegó a aplicar debido a los éxitos del primero y los movimientos raudos del segundo para hacerse con el poder. Sobra decir que siendo esta una novela histórica imagino que sabréis cómo termina la cosa. El autor se basa en hechos históricos reales, lo que se inventa lo explica luego en el apéndice final pero la gran mayoría de lo narrado en la novela sucedió.

Como decía arriba, La legión perdida no se ambienta únicamente en Roma. De hecho, Roma aparece muy poco ya que la trama principal se desarrolla en Oriente donde Trajano tenía planes de expansión. Trajano era un señor que pensaba a lo grande y el imperio no volvió a tener un emperador como él. Pero no solamente tenemos la visión romana sino que además encontramos personajes históricos reales (y otros ficticios), en otras zonas del mundo. El imperio Parto es representado por Osroes, un rey traicionero que no vacila en vender a cualquiera con tal de asegurar su posición. En el imperio Kushan gobierna Kadphises mientras que en el imperio han de China gobierna la emperatriz Deng.

Encontramos personajes históricos como la emperatriz Plotina, esposa de Trajano, el propio Adriano, Dión Coceyo, Lucio Quieto, Apolodoro de Damasco… y personajes ficticios como son Marcio el gladiador, su esposa Alana y su hija Tamura integrantes de una misión secreta enviada por el emperador. Al final, en el apéndice, aparecen los personajes reales y los ficticios. Uno de mis favoritos ha sido Fan Chun, asistente del ministro de Obras Públicas chino y consejero de la emperatriz Deng, un personaje muy interesante del que no tenía noticias hasta ahora. Habiendo estudiado una asignatura en la universidad llamada Historia Antigua Universal no he visto nada del imperio han y mucho menos del resto de Asia. Hasta mi profesor se quejaba de eso. Gracias una vez más sistema educativo español. Qué menos que estudiar otras culturas aparte de Roma, Grecia y Europa, culturas que hasta tienen más poderío que la nuestra pero en fin, me tocará ir por mi cuenta si quiero saber algo de los han o de cualquier otra cosa fuera del eurocentrismo.


Al final como siempre, Posteguillo incluye un extenso vocabulario de términos latinos, sánscritos, partos, chinos, ilustraciones de los diferentes guerreros, mapas de las batallas y sus posiciones además de una extensa bibliografía utilizada para escribir esta trilogía.

2 comentarios:

  1. Oye, qué bueno el asistente de Obras públicas chino, qué curioso, yo tampoco tenía ni idea. Además, cuando ves este libro estás pensando en Trajano y me has sorprendido con el apunte. Me gusta muchísimo Posteguillo, su trilogía de Escipión es magnífica. No me gusta leer novela histórica pero hago excepciones con Coleen McCullough y Santiago Posteguillo, son los únicos que no me ponen de los nervios con la novelización histórica. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Mónica.
    Yo también me esperaba que la novela se centrara en Trajano pero fíjate que ampliación de fronteras que mete el autor. Disfruté mucho la parte de los han porque no tengo ni idea de historia china. Será un gran tema de estudio.
    Muchas gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar