Cumbres borrascosas de Emily Brontë

miércoles, 17 de mayo de 2017

Llevaba bastante tiempo queriendo empezar con el repertorio de las hermanas Brontë y decidí comenzar por esta novela que forma parte de la biblioteca de casa. Como se puede apreciar en la foto es parte de la colección de las cien joyas del milenio que se podían adquirir con el periódico El Mundo. El prólogo fue escrito por Paula Izquierdo. Whuthering Heights en el inglés original se publicó en 1847 siendo la obra más conocida de Emily Brontë.


Cumbres borrascosas es el escenario principal de esta trama protagonizado por Heathcliff pero cuya historia es narrada por terceras personas. Francamente siempre había pensado que Cumbres era una historia romántica y algunos la tienen considerada como tal pero otros opinan todo lo contrario y la verdad es que Cumbres me ha sorprendido por su fuerza, no es una historia romántica, al menos no me lo ha parecido, es la historia de una espiral de venganza, rencor y obsesión. Tampoco es que yo esté muy metido en el tema del romanticismo así que por no liar la cosa ya me pondré a investigar.

Los principales protagonistas son Heathcliff y Catherine, enamorados durante años y separados por su potente personalidad. En el inicio de la historia, el señor Lockwood acude a visitar a su arrendador encontrándose un ambiente ominoso donde no es bien recibido y donde todos parecen estar contra todos. Poco después escucha de labios de su criada, Nelly, la historia de los Earnshaw, propietarios de Cumbres borrascosas y de los Linton, propietarios de la granja Thrushcross y vecinos inmediatos. La historia comienza desde la niñez de Catherine, con la llegada de Heathcliff, posiblemente un huérfano de los que abundaban en las ciudades y del trato que ambos sufrirán cuando Hindley, el hermano de ella, pase a controlar sus vidas. Pasará el tiempo y el amor crecerá entre ellos chocando constantemente sus caracteres, Heathcliff reservado y colérico y Catherine resuelta y aún más colérica todavía. Si sumamos la brutalidad de Hindley tenemos el cóctel molotov perfecto.

Parece ser que Cumbres es un foco de irracionalidad que infecta a sus habitantes. Todos, incluyendo a la servidumbre son pasionales hasta decir basta. Hay agresiones verbales y físicas entre ellos. La brutal escena en la que Catherine y Heathcliff se reprochan sus actitudes contiene rabia, desesperación y a pesar de todo, amor porque no pueden vivir el uno sin el otro pero tampoco pueden vivir juntos. Este comportamiento choca con el manso y tranquilo comportamiento de los hermanos Linton, Edgar enamorado de Catherine e Isabella enamorada de Heathcliff sin ser correspondida. Los dos hermanos viven en Thrushcross, el segundo escenario de la trama. Conocemos los detalles por la historia de la criada que es testigo de la mayoría de los sucesos. Antes de comenzar a leer pensaba que sería Catherine quien contaría su historia en primera persona o al menos un narrador omnisciente pero tenemos a un testigo de los hechos que cuenta la historia a otra persona ajena a las dos familias.


La autora
Emily Jane Brontë nació en Thornton, Yorkshire, el 30 de juliode 1818. Fue la quinta de seis hermanos. En 1820 su padre fue nombrado párroco en la parroquia de Haworth por lo que toda la familia se trasladó allí. Su madre moriría al año siguiente. En 1824 Emily y sus hermanas Charlotte, Mary y Elizabeth fueron enviadas al colegio de Clergy Daughters en Cowan Bridge, Lancashire donde enfermaron de tuberculosis. Las pésimas condiciones del colegio eran un auténtico peligro para todas las alumnas. Las hermanas fueron devueltas a casa donde Elizabeth y Mary fallecerían al año siguiente. Quedarían entonces cuatro de los hermanos. Charlotte se inspiraría en ese horrible colegio para escribir su novela más famosa, Jane Eyre.
Los hermanos poseían una gran imaginación, refugio que encontraron ante tan terribles experiencias que vivieron en tan poco tiempo. Llegarían a inventar nuevos países (Angria, Gondal y Glass Town), cuyas aventuras se encuentran en varias compilaciones que se conservan excepto los creados por Emily y Anne aunque sí que se conservan algunos poemas de Emily de esa época.
Emily comenzaría a trabajar de institutriz en 1838 en Law Hill cerca de Halifax. Charlotte estudiaría en un colegio privado de Bruselas hasta que la muerte de su tía la hizo regresar. Desde entonces, Emily quedó al cuidado de la familia. Una nueva desgracia golpearía a las hermanas cuando su hermano Branwell, que no había tenido suerte en el mundo del arte, había sido despedido de su empleo y supuestamente por querer cortejar a la esposa de su jefe. Fue adicto al alcohol y el opio lo que contribuyó a degenerar su salud pese a los intentos de Emily por alejarle del vicio.
Durante todo este tiempo fue escribiendo sus poemas y relatos, escritos que no podría publicar con su nombre por la condición de ser mujer. Debemos verla en su contexto histórico, la literatura era cosa de hombres, las mujeres por mucha imaginación y ganas de crear tenían que verse reducidas al hogar. Como máximo podían llegar a ser institutrices, el caso de Emily. Si tenían la “suerte” de pertenecer a la nobleza, su cultura intelectual crecería hasta un tope, estarían también subordinadas a la familia. Ante este panorama, las hermanas Brontë probaron a publicar las poesías de Emily aunque no alcanzaron gran fama. Más tarde, cada una de ellas escribieron sus propias novelas. En el caso de Emily, creó Cumbres borrascosas.
Como no podía publicarla con su nombre utilizó el pseudónimo de Ellis Bell mientras que sus hermanas utilizarían el de Currer Bell y Acton Bell usando sus iniciales. Otro problema fue que la sociedad de su tiempo no aceptaba a las protagonistas femeninas fuertes e independientes que vivían tremendas historias de amor. Era feo. Era inmoral que aquello sucediese aunque fuera en la ficción sobre todo si lo escribía una mujer. El poeta Robert Southey después de recibir una carta de Charlotte pidiendo su apoyo le respondió de la siguiente forma: “La literatura no es asunto de mujeres y no debería serlo nunca”. Charlotte no revelaría su nombre al público hasta que sus libros no tuvieron éxito.

Emily Brontë falleció el 19 de diciembre de 1848 también de tuberculosis con apenas treinta años de edad. A día de hoy sus obras son mundialmente conocidas y se han adaptado al teatro y el cine con gran éxito.

Información sobre las Brontë se puede encontrar en cualquier sitio. Si queréis leer sus obras os sugiero que os deis una vuelta por este video de Crónicas de Magrat donde habla de cómo acercarse a las novelas de las tres hermanas.

Podéis pasar por su canal, Crónmicas de Magrat y buscar directamente el video, Hablando de… Las hermanas Brontë o podéis ir con el enlace: https://www.youtube.com/watch?v=dZgC-LT_LZE
Si no os funciona copiadlo y lo ponéis en el buscador directamente.

2 comentarios:

  1. Adol, es todo una confusión del término: "Cumbres borrascosas" es un claro ejemplo de novela romántica, pero se refiere al movimiento cultural que se inició a finales del XVIII, ya sabes el romanticismo de Byron, Goethe, Shelley, Wordworth, etc. Los elementos principales de este género romántico son: amor desgarrador/desgraciado, muerte, sobrenatural, terror, elementos terribles de la naturaleza, pasiones desatadas, suicidios, etc. Y si lo piensas, esta novel cumple con los requisitos, ¿o no? La pena es que en la actualidad se confunden los dos términos, romántico y romanticista, y así tenemos el lío que tenemos.
    Dicho esto, "Cumbres borrascosas" es una de mis novelas preferidas de todos los tiempos, precisamente porque me gusta el romanticismo (el de Shelley, Wordworth, etc.). Y me alegra un montón que te hayas atrevido con esta novela. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mónica.
      Como bien dices, oyendo cada dos por tres que es una novela romántica y es todo lo contrario. Tampoco es que yo sea un experto en el tema pero ya investigaré. Gracias por el aporte aclaratorio. Pronto empezaré con Jane Eyre cuando acabe mi tortura.
      Muchísimas gracias por tu comentario.

      Eliminar