Dicen que estás muerta de María Zaragoza

miércoles, 25 de enero de 2017

Esta es otra de las novelas que comencé en diciembre y no había podido terminar hasta hace unos días. Enero es el mes de pesadilla para los universitarios de toda condición, imaginaréis por qué no ha habido actividad en este espacio desde la reseña de Emma. Para empezar, esta novela me la prestó mi colega Isidro de El blog de las series americanas. Me dijo que me podría gustar y decidí hacerle caso puesto que no conocía a la autora y ya en la sinopsis de la novela se puede leer que es una historia disfrazada de novela negra, es decir, nos cuenta una historia narrada de manera diferente.


En las calles de Madrid aparece brutalmente apuñalada una mujer joven vestida de forma extraña. Nadie sabía qué estaba haciendo Luján Menéndez en aquella zona y a esa hora. El arma utilizada es un cuchillo de mesa robado de un restaurante. Arranca la investigación pero aquí los grandes protagonistas son aquellos que conocieron en vida a Luján. No es una investigación criminal al uso. Encontramos los demonios ocultos de unos personajes que recuerdan a la víctima, que la amaron, que la odiaron. Es un retrato de una mujer que a veces vivía al límite, con numerosas caras, con coqueteos con las drogas y sobre todo, solitaria.

Si tuviera que puntuar del uno al diez esta novela me quedaría en el cinco ya que no es una novela que me haya terminado de gustar pero tampoco es que odie. Es diferente, me explico.

Arriba ya he dicho que en la sinopsis se nos avisa de que es una novela disfrazada de novela negra, tenemos nuestra víctima, tenemos nuestro asesino y tenemos nuestros sospechosos. Solo que tenemos el punto de vista de estos últimos y no de un investigador profesional. Son estas últimas personas que tuvieron contacto con Luján Menéndez quienes hablan de ella tal y como la conocieron. Los hay que no la conocían en absoluto, hay una amiga, un ex novio, una chica con problemas de empatía y un grandullón con una horrenda sospecha. Aparecen también quienes descubrieron el cadáver de Luján en la calle pero que no tenían nada que ver con ella. Son tres personajes que la verdad yo quitaría de la trama porque se encuentran en otro plano. A favor de Dicen que estás muerta hay que decir que tiene un planteamiento muy original, tiene unos personajes muy profundos pero que a veces se encuentra exceso de negatividad. En contra hay que decir que si este tipo de historias no son tu estilo, huye porque es una lectura que no vas a disfrutar, no se puede recomendar a alguien que no soporte personajes con peso de culpa, remordimientos y obsesiones.

Lo dicho, ni la condeno ni la corono. Es una de esas novelas que tienen un punto distinto.


La autora
María Zaragoza Hidalgo nació en Campo de Criptana en 1982 es autora no solamente de novelas sino de relatos cortos y poesía. Participa en blogs literarios como Pájaros a punto de volar o Gaceta editorial.

Sus novelas
Amores que matan (2002)
Realidades de humo (2207)
Tiempos gemelos (2008)
Dicen que estás muerta (2010) Premio Ateneo Joven de Sevilla
Los alemanes se vuelan la cabeza por amor (2011) Premio Ateneo Ciudad de Valladolid.
Constanza Barbazul (2013)
Avenida de la Luz (2015)

No hay comentarios:

Publicar un comentario