La tristeza del samurái de Víctor del Árbol

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Empecé esta novela con mucho interés ya que había oído buenas referencias de ella y su autor pero el resultado no ha sido el esperado. La tristeza del samurái de Víctor del Árbol la tengo que sumar a la lista de novelas que no me han gustado.
Publicada en 2011 con Editorial Alrevés, S.L. este año salía con la colección de novela negra de verano con Penguin Random House Grupo Editorial, S. A. U.


La trama se ambienta a principios de los años ochenta y la protagoniza María Bengoechea, una abogada barcelonesa que mantiene una relación con Greta después de haber abandonado a su marido, un maltratador llamado Lorenzo que la humillaba y golpeaba hasta que tuvo valor para hacerle frente e irse de casa. La carrera judicial de María se catapulta a las mejores esferas cuando consigue condenar al inspector César Alcalá por la brutal paliza a un hombre sin saber que el inspector había iniciado una cruzada personal para encontrar a su hija desaparecida. Además el inspector es sospechoso de dirigir una red de corrupción.
Nos trasladamos en el tiempo hasta el año 1941 a Mérida donde Isabel, esposa del influyente Guillermo Mola, intenta escapar con su hijo menor, Andrés. Ha urdido un plan para acabar con su marido pero todo se va al traste cuando sus compañeros son descubiertos y Mola clama venganza.

Estas dos mujeres son, según la sinopsis, el principio y el fin de una historia convulsa y oscura donde se dan cita todo tipo de personajes, violencia y maldad.

Como digo al principio empecé la novela con mucho interés ya que había visto muy buenas reseñas sobre el autor y sus obras pero conforme iba leyendo empezaba a ver que la trama se escurría, los personajes no acababan de llegarme y pasando el ecuador de la novela las cosas van a peor. No digo yo que la idea original sea mala, digo que en mi opinión la cosa no es tanto como decían. Ninguno de los personajes principales me ha gustado. María es completamente plana, tiene el aliciente de haber escapado de su marido, tener una relación con otra mujer pero poco más porque se la describe como una mujer triunfadora y profesional pero no he visto nada de eso en la novela. César Alcalá se podría describir como ese señor de la prisión, muchos silencios y poca información que aportar. Publio podría haber sido un gran personaje sobre todo viendo sus apariciones en la década de los cuarenta pero nada, tampoco me atraía. Lorenzo al principio parecía que iba a ser el ex marido cabrón que tiene que trabajar con María sin más remedio pero se pierde entre las páginas. Me gustaría saber cómo Ramoneda sale de un coma sin secuelas y se dedica a vagar a su antojo, de verdad me gustaría saberlo, este es el hombre que el inspector Alcalá daba la paliza, es una cosa que se sabe desde el principio así que no es un destripe ni nada por el estilo. La aparición del padre de María, Gabriel Bengoechea, parecía que iba a ser una aparición anecdótica tal y como parecía indicar la trama, padre e hija distanciados, visita de cortesía y poco más pero es que encima de golpe y porrazo adquiere una importancia que sinceramente no me trago. Y definitivamente la que no me he tragado ha sido la del secuestrador de Marta, demasiado rocambolesco y demasiado sadismo con la pobre Marta que al final no me ha quedado claro si es una niña o una adolescente pero en fin, sadismo que no venía a cuento.


El autor
Víctor del Árbol nació en Barcelona en 1968 cursó Historia en la Universidad de Barcelona, apasionado de la lectura y la escritura desde bien jovencito. Desde 1992 fue mosso d’esquadra en Barcelona lo que le proporcionó la experiencia necesaria que incluiría en sus novelas.
Recibió en 2006 el VIII Premio Tiflos por su primera novela, El peso de los muertos. Otros premios que ha recibido son Le Prix du polar européen en 2012 a mejor novela negra, Le Prix Quercy Noir y el Premio Tormo Negro además del consagrado Premio Nadal por La víspera de casi todo.

Obras
El peso de los muertos 2006
El abismo de los sueños 2008
La tristeza del samurái 2011
Respirar por la herida 2013
Un millón de gotas 2014
La víspera de casi todo 2016

Para concluir
Antes de que vengáis con vuestras varas de olivo y mangos de azadones sabed que puse todo el interés en esta novela pero el resultado no me ha gustado y que esta es mi libre opinión.
Dejad en los comentarios si habéis leído la novela y si os ha gustado o no os ha gustado y como dicen en los exámenes justifique su respuesta porque no me sirve de nada que se me diga hater por no haberme gustado una novela y encima dar mi opinión sin meterme con nadie.

2 comentarios:

  1. Hola Adol. Aquí si que me has sorprendido porque parece bastante unanime las buenas criticas hacia los libros de Víctor del Árbol. Yo todavía no he leído nada, pero de hacerlo mejor pruebo con alguna de sus otras novelas. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que Respirar por la herida es la mejor de todas las que tiene. De la que no me han hablado bien es de la que se llevó el premio planeta. Es una lástima porque compré la novela con mucho interés y mira el resultado. Gracias por tu comentario.

      Eliminar