Orgullo y prejuicio de Jane Austen

sábado, 14 de mayo de 2016

Sin duda alguna la obra más famosa de Jane Austen. Una obra que me propuse leer como reto personal ya que dispongo de una colección de clásicos y era uno de mis eternos libros pendientes. Pride and Prejudice  fue su título original en inglés, vio la luz en el año 1813. Con motivo de la llegada del año 2000, se lanzó una colección con el periódico El Mundo que constaba de cien libros, Las 100 Joyas del Milenio donde constan nombres tan ilustres como Cervantes, Alas Clarín, Shakespeare o García Márquez.


SINOPSIS
Es una verdad reconocida por todo el mundo que un soltero dueño de una gran fortuna siente un día u otro la necesidad de una mujer. Así arranca el primer capítulo de esta sensacional novela. Los Bennet tienen cinco hijas que deben casarse para tener asegurado su futuro y si es con un hombre rico mucho mejor. Lizzy conocerá a Mr Darcy, amigo de sus nuevos vecinos y surgirá entre ellos sentimientos que tratarán de ignorar mientras que a su alrededor se teje una maraña de estrategias para conocer la cuenta de gastos del adinerado Mr Bingley nuevo vecino de los Bennet.

LIZZY: protagonista de esta historia, una chica con pensamiento propio que se opone a las normas establecidas. No quiere que el hombre con el que se case sea una imposición sino algo verdadero alejado de los convencionalismos de su tiempo. Un pensamiento adelantado que la pondrá en la lengua de los alrededores.

JANE: la mayor de las hermanas Bennet que se enamora de Bingley, un joven rico que ha comprado una gran finca muy cerca de su residencia. Jane es más idealista, cree que la gente buena no puede hacer nada malo. Pronto descubrirá que no todo el mundo es amigo.

MR BENNET: un hombre afable que procura evitar los alocados planes de su esposa. Por lo general la deja hacer a su antojo mientras él se refugia en su gabinete. Su hija preferida es Lizzy a la que aconseja cada vez que ella le necesita.

MRS BENNET: interesada madre de Lizzy que solo piensa en casar bien a sus hijas aunque no sea lo que ellas esperan. Cuando descubre que su nuevo vecino, Bingley se muestra interesado por Jane no duda en utilizar cualquier treta a su alcance para hacer que el chico se interese más por su hija. Si toso saliera a pedir de boca Jane sería la envidiada señora de Bingley.

CHARLOTTE LUCAS: la mejor amiga de Lizzy, sus padres son amigos desde hace tiempo pese a que se critican unos a otros cuando acaban las visitas. Charlotte demostrará su ingenio al aprovechar la primera oportunidad para pescar marido.

COLLINS: primo por parte de Mr Bennet que heredará las propiedades cuando el padre de Lizzy muera. Collins es un pomposo vicario que sigue ciegamente los consejos de la idolatrada lady Catherine, su protectora. Su mayor ambición es tener una buena esposa que lleve su casa y se someta a sus deseos. Pone sus ojos en su prima Lizzy.

MR DARCY: con fama de orgulloso e implacable, un joven que posee una cuantiosa fortuna y que es uno de los mejores partidos de la zona. Darcy se fijará en Lizzy pero la amistad de esta con Mr Wickham hará que recele ya que está enemistado con él.

MR BINGLEY: el mejor amigo de Mr Darcy que compra una finca cerca de las Bennet y se enamora de Jane. Sus hermanas acogerán a la joven de buen grado pero poco después pondrán trabas a su relación demostrando ser unas perfectas crédulas que hacen caso de los convencionalismos.

LADY CATHERINE: tía de Darcy que posee uno de los mejores legados del país. Lady Catherine tiene la fea costumbre de aconsejar a todo el mundo lo que debe hacer, qué vestir, qué comer, con quién relacionarse y cualquier cosa que hagan sus amigos ella lo hará el doble y muchísimo mejor. Es ella la que aconseja a Collins de buscar una esposa adecuada y a Lizzy aconsejará cómo ser una dama de bien sin ocultar su desagrado por la educación que ella y sus hermanas han recibido.

LA HISTORIA
Toda joven de buena familia debe casarse con un hombre rico y a poder ser que tenga una buena posición social, el dinero no basta en algunos casos si no se tiene buena cuna. La madre de las Bennet vive obsesionada con dejar bien posicionadas a sus hijas antes de que su marido muera y el patrimonio familiar pase a Collins a quien aborrece. Las disposiciones testamentarias de este tiempo ponen en manos de los hombres cualquier propiedad. Si por ejemplo una mujer es hija única y hereda digamos una finca, esta pasará a manos de su marido en caso de ser hija única, si por el contrario como en el caso de las Bennet solo existan hijas, la herencia pasa al pariente masculino más cercano, en este caso el sobrino Collins. Unido al matrimonio de conveniencia tenemos las apariencias. Cualquier soltero es clasificado en las categorías de dinero, posición y cuantos familiares tiene para desenvolverse en el cortejo. En el caso de Bingley, este tiene dos hermanas que no vacilan en clasificar a Jane Bennet como una advenediza. En el caso de Darcy, su tía es la que impone con quién debe casarse dejando de lado las cualidades de cualquier mujer que este elija. Es decir, para el matrimonio no solamente cuenta el dinero y la posición sino en conseguir que la familia acepte a las jóvenes que se interesan por uno u otro hombre. La conveniencia está servida.

JANE AUSTEN
Nació en Steventon en 1775 y murió en Winchester en 1817. Su familia pertenecía a la burguesía agraria, contexto en el que Austen ambientó todas sus obras. Su padre fue el reverendo George Austen, ella fue la séptima de sus hermanos, ella y su hermana Cassandra eran las únicas hijas del matrimonio. Ambas hermanas disfrutaron de la amplia biblioteca familiar, la lectura era algo que no se llevaba en aquel tiempo pero la familia Austen tenía otras opiniones. Ni ella ni su hermana llegaron a casarse aunque ambas habían tenido pretendientes. En el caso de Jane el problema era el dinero, su prometido, Harris Bigg-Wither no tenía dinero suficiente. En 1805 fallece George Austen y su viuda y sus dos hijas se trasladan a Southampton debido a sus escasos ingresos. En 1803 logró vender su novela, La abadía de Northanger que no se publicaría hasta catorce años más tarde. En 1810 se publicaría de forma anónima Sentido y sensibilidad teniendo éxito. Es a partir de 1813, con la publicación de Orgullo y prejuicio que conocería la popularidad, continuó escribiendo novelas como Emma. A comienzos de 1817 comenzó a encontrarse mal y fue trasladada a Winchester para recibir tratamiento médico. Falleció a la edad de cuarentaiún años. Se cree que padeció la enfermedad de Addison, en 1817 no se conocía ningún tratamiento. Dejó a su hermana Cassandra como heredera de su testamento.

OPINIÓN PERSONAL
Me he divertido mucho leyendo esta obra que llevaba tiempo queriendo leer. Uno se queda muerto viendo cómo se desenvolvían los matrimonios hace doscientos años pero podemos encontrarlos hoy en día perfectamente. Me ha divertido la malicia de la señora Bennet para conseguir con Bingley se fijase en Jane, sabe cómo vender a sus hijas pero es una mujer que no duda en cambiar de idea cada vez que se le presentan mejores oportunidades. De las hermanas las favoritas sin duda son Lizzy y Jane mientras que las tres menores apenas salen, en el caso de Mary apenas tiene acto de presencia mientras Lydia y Kitty sin olvidar que apenas tienen dieciséis o diecisiete años, solo piensan en casarse con soldados. Sin olvidar el contexto histórico, a día de hoy ellas verían a las chicas de ahora como solteronas que igual tienen veinte años y no se han casado cuando lo normal para el tiempo de esta novela sea estar casada para esa edad.

En otra reseña hablaré de las adaptaciones que se han hecho de esta obra

No hay comentarios:

Publicar un comentario