Un extraño en mi tumba de Margaret Millar

sábado, 24 de octubre de 2015

Soy un gran admirador de las novelas de Ross MacDonald, he reseñado hasta la fecha siete novelas suyas todas ellas protagonizadas por el detective Lew Archer. Está considerado como uno de los grandes maestros del género negro y estaba casado con Margaret Millar también autora de novelas de misterio y desde que empecé a leer a este autor creció mi curiosidad por leer alguna de las novelas de su mujer. No es que yo tenga a MacDonald en un pedestal, es uno de mis autores favoritos pero eso no quiere decir que una pareja de escritores de novelas de misterio tengan un estilo similar, error mío, por eso me decepcionó muchísimo Un extraño en mi tumba. No soy dado a las reseñas negativas pero desde hace algún tiempo he ido dándole vueltas al asunto, concretamente desde el año pasado que leí esta novela que me costó meses acabarla así que tras pensarlo he decidido escribir sobre esos libros que no me han gustado o que no he podido terminar siempre y cuando sean infumables.



SINOPSIS
Daisy es una mujer que vive en una bonita casa, está casada con un hombre atento y aparentemente tiene una vida regalada pero una sombra ha comenzado a acecharla desde hace poco. Un sueño recurrente en el que se encuentra en un cementerio ante una tumba que lleva su nombre y las fechas de su nacimiento y muerte esta última data de cuatro años antes de la acción de la novela. De repente Daisy siente la necesidad de descubrir dónde se encuentra esa tumba y saber qué le “ocurrió” hace cuatro años.

DAISY FIELDING: la protagonista de esta historia que se obsesiona con descubrir el enigma de su “muerte” sin escuchar a su marido y su madre que buscan evitarle cualquier preocupación. Daisy siente que se encuentra atrapada en un matrimonio que no lleva a ningún lugar. Contratará los servicios de Pinata, un detective hispano que al principio no la tomará en serio.

JIM HARKER: su marido que no comprende por qué su esposa de repente cambia de actitud y se lanza en una loca búsqueda que no lleva a ninguna parte. Intenta por todos los medios evitar que Daisy se ponga en ridículo con ayuda de su suegra.

ADA FIELDING: su madre, una mujer posesiva que no quiere problemas y reprocha a Daisy su conducta para con su marido y el ponerse en evidencia buscando una supuesta tumba. No cree en los desvaríos de su hija.

STANLEY FIELDING: el padre de Daisy, un bueno para nada que se marcho años antes y siempre vuelve para pedir dinero.

STEVENS PINATA: un detective hispano que será contratado por Daisy para ayudarla en su problema. Problema que él piensa desde el principio que debe ser mental ante la hilarante explicación que Daisy le presenta.

LA HISTORIA
Daisy en su búsqueda de la “verdad” se opondrá a los consejos de sus seres queridos que solamente buscan su bien. El enigma de esa supuesta tumba llevará a la protagonista a relacionarse con gente que nunca antes se hubiera dignado a cruzar dos palabras. La novela incluye el tema racial ante las oleadas de inmigrantes hispanos que acuden a Estados Unidos a trabajar y son rechazados por la buena sociedad americana que no quiere “contagiarse” de su influencia. Daisy finalmente descubrirá una verdad para la que no estaba preparada.

OPINIÓN PERSONAL

Es lo peor que he leído en mucho tiempo, lo peor en cuanto a género negro. Esto no puede considerarse siquiera novela negra porque no hay nada que me diga, indique, señale qué género es este porque no sé dónde clasificarlo. No hay por dónde cogerla, desde las primeras páginas se intuye que hay algo raro pero a medida que se va avanzando, a trompicones por cierto, uno se va dando cuenta de que la historia se parece demasiado a una de esas telenovelas malas llenas de presentimientos y raras sensaciones paranormales. Sinceramente no sé qué quiso decir Margaret Millar con esta historia, entiendo que hay algo de racismo pero no consigo ubicar lo que es. Sobre los personajes qué decir, Daisy es plana, es pésima, el marido, el padre y la madre eso sí, cuando se llega al final del libro, son unos hijos de puta. La novela tardé creo que unos tres meses en leerla, no es que me tirase tres meses enteros con ella, aparte de que es aburrida de leer tuve otras lecturas por medio que me dieron más satisfacción que esta. Es un libro tan malo que lo único que me provoca es pegarle fuego. Vaya, me he desatado con esta reseña, es fantástico. Ahora, no sé si Margaret Millar escribía de la misma forma sus libros porque si La bestia se acerca y Más allá hay monstruos son similares no pienso volver a perder el tiempo buscándolos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario