RESEÑA DEL 5X10 DE JUEGO DE TRONOS, FINAL DE TEMPORADA

miércoles, 17 de junio de 2015

Y llegó el final tan esperado de Juego de Tronos que dejó a más de uno con la boca abierta al ver la escena final. Escena que los que en su momento leyeron Danza de dragones esperaban con ganas. Empecemos con Arya Stark: después de toparse frente a frente con Ser Merryn Trant, asesino del recordado Syrio Forell, Arya olvida su misión y espía sus movimientos descubriendo que le gustan las niñas. Utilizando los recursos de la Casa de Blanco y Negro, se introduce en el burdel donde el valiente caballero azota sin piedad a dos chiquillas. Valiéndose de su entrenamiento, Arya consuma su venganza contra uno de sus pendientes de su larga lista reconociendo que el Dios de Muchos Rostros le ha arrebatado a unos cuantos como Jeoffrey Baratheon. De regreso a la sala de los rostros es descubierta por Jaqen y la acólita que radiante de satisfacción echa en cara que Arya no era digna de ser una de ellos. Aquí viene uno de los momentos más desconcertantes y es que Jaqen reclama a la joven Stark el haber arrebatado una vida por iniciativa propia y que por tanto el Dios de Muchos Rostros debe ser aplacado por lo que Jaqen bebe un veneno. ¿Qué pasa aquí? Donde se encontraba la acólita ahora está Jaqen. ¿entonces? Arya comprende que lleva otro rostro y comienza a apartar rostro tras rostro hasta dar con ella misma. Algo difícil de entender. El castigo por haber seguido sus impulsos es perder la vista. Nos deja con la intriga de saber qué le pasará a la pequeña loba. Su trama hasta el episodio nueve no parecía haber cambiado mucho hasta reencontrarse con Ser Merryn y en esta última escena no sé muy bien qué han querido decir con tanto juego de cara. ¿Quiere eso decir que los iniciados en las artes del Dios de Muchos Rostros no tienen su auténtica cara todo el tiempo? Se sabe que utilizan muchos disfraces para pasar desapercibidos, ¿entonces qué pasa aquí?


Vamos ahora con Daenerys, el personaje que menos presencia ha tenido en este episodio. Es normal, después de la poderosa escena que se nos brindó la semana anterior. Drogon, malherido, ha llevado a su “madre” lejos de la ciudad y Daenerys está sola y hambrienta. No consigue que su dragón la obedezca por lo que comienza a caminar sola en busca de alimento. De repente es rodeada por una horda de dothrakis, un auténtico khalasar surgido de la nada. Igual que en Danza de dragones, solo que en la novela Daenerys pensaba muchísimo en sí misma y lo pasaba bastante mal antes de que la encontraran. Solo podemos hacer hipótesis ya que su trama ha alcanzado la de la novela. ¿Qué van a hacer con ella los temibles guerreros? En la primera novela y temporada de la serie se hablaba del espacio sagrado de los dothrakis, Vaes Dothrak, donde residen las ancianas viudas de los khales muertos en batalla. Es de suponer que ella sea conducida junto a las ancianas. O peor, ser vendida como esclava o tal vez violada y asesinada con crueldad.



Mientras tanto Tyrion, Missandei, Jorah, Gusano Gris y Daario Naharis se han quedado en Mereen sin saber qué hacer. El objetivo es encontrar a la reina pero no pueden dejar desprotegida la ciudad que se encuentra al borde de una guerra interna. La solución es brindada por Naharis. Él y Ser Jorah irán en busca de Daenerys, sí, los dos que más la aman unirán sus esfuerzos mientras que y en palabras de Daario, su dama de confianza, el líder de los Inmaculados y el intelecto de Lannister deberán unirse para llevar el control de Mereen. Tenemos de golpe a Tyrion dirigiendo los asuntos de una ciudad a la que acaba de llegar. Unir las tramas de Tyrion y Daenerys ha sido todo un desafío pero este desafío conlleva a la creación de una trama totalmente independiente del libro para enfado de unos y alborozo de otros. Solo la sexta temporada dirá qué sucede con los únicos aliados de Daenerys. 



Como guinda descubrimos que Tyrion no estará solo en el ejercicio del poder. Nuestro desaparecido Varys llega para apoyarle en estos momentos tan intempestivos. Una pareja que dio mucho que hablar en la segunda temporada cuando Varys se reveló como el mejor apoyo de Tyrion cuando ejercía de Mano del Rey.


Vamos ahora con Stannis. Después de la llorada escena de Shireen este hombre amargo y cabezón fue TT en Twitter y pasó a ser junto a Melisandre el personaje más odiado de la serie, mucho más que Jeoffrey o Cersei. Conseguido el objetivo, (derretir la nieve), todo parece indicar que Stannis puede avanzar libremente pero comienzan a desertar hombres y su ejército a reducirse, alguien encuentra ahorcada a Selyse, la enloquecida esposa y madre ha terminado perdiendo la poca cordura que le quedaba tras el sacrificio de su hija y ha dejado este mundo. En Danza de dragones Selyse y su hija siguen vivitas y coleando. Era de esperar si comprendemos el hilo que se ha creado en la serie. No todo el mundo es tan leal ni aguanta como un valiente viendo como su rey va alejándose del camino recto. Para colmo de males Melisandre también lo abandona. Un interesante giro de los acontecimientos. En la sacerdotisa vemos una mirada angustiosa, algo ha acudido a su mente. ¿Quizás se ha dado cuenta de lo equivocada que estaba? Total que Stannis se ha quedado solo prácticamente pero no por ello se rendirá sin luchar y marcha hacia Invernalia donde los Bolton lo están esperando. Enlazamos con la trama de Sansa y Theon.



Sansa está dispuesta a escapar de cualquier forma de manera que aprovechando que todos los hombres están pendientes de la llegada de Stannis se las arregla para salir y subir a la torre y encender una vela para avisar a ¿a quién? Se supone que ella no sabe que Brienne está allí para rescatarla. Se supone que nuestra querida Sansa sigue teniendo amigos en Invernalia, los cuales brillan por su ausencia. Encender la vela es su grito de socorro. Al volver encuentra en su camino a la cansina de Miranda, la amante de su señor esposo que está dispuesta a ensartarla con tal de devolverla a su encierro. Por una vez Theon está cerca para cumplir con su deber tardío de ayudar a la señora del castillo. Justo cuando Miranda va a ensartar a Sansa, Hediondo la arroja al vacío desde el corredor de la muralla. Un personaje que no vamos a echar de menos. Este acto de valentía por parte de Greyjoy viene tarde, viene en el momento límite cuando todo se está precipitando. No olvidar que esta trama ha cambiado muchísimo. La única salida de ambos es saltar desde las almenas y hasta aquí las escenas de Sansa y Theon. ¿Qué pasará a continuación? En Danza de dragones sabemos qué ocurre con Theon pero no con Sansa, aunque el futuro de esta parecía bastante alentador. Conociendo los cambios ya vistos en esta temporada puede pasar cualquier cosa.



Volvemos al campo de batalla. El ejército de Ramsay supera con facilidad las escuálidas fuerzas de Stannis que termina quedándose solo. He echado de menos ver a Ramsay pero su única aparición es para rematar a un soldado moribundo. Fin. Dadnos más. Mientras tanto el rey Baratheon aun herido de gravedad logra deshacerse de dos norteños que iban a por él. Es entonces cuando Brienne hace acto de presencia. Después de que Podrick la alerte de la proximidad del ejército, la Doncella de Tarth ha estado suponemos, escondida viendo cómo se desarrollaba la contienda. Su vigilancia a la espera de una señal que le indique cómo atravesar las murallas y rescatar a Sansa queda olvidada cuando Pod le cuenta que Stannis está cerca. La guerrera acude en busca del asesino de su amado Renly y tras hacerle saber quién es y qué va a hacer blande su espada y asesta un tajo mortal. No sabemos a qué porque el plano se vuelve negro. Se supone que en el último segundo no matará a Stannis porque ve de lejos a Sansa, por que no.


Toca de nuevo hablar de otra escena vomitiva de Dorne. Ha llegado el momento de partir y Jaime Lannister se embarca junto a Bronn, el príncipe Trystane y Myrcella en un barco rumbo a la capital. Durante la despedida Ellaria besa en los labios a Myrcella, una extraña muestra de ¿arrepentimiento? A bordo del barco un nervioso Jaime revela a la chica que él es su padre y para nuestra sorpresa ella le responde que ya lo sabía. ¿Lo sabía, cómo? No entendemos nada. De golpe ella comienza a sangrar y muere entre los brazos de Jaime. En el puerto, Ellaria se limpia también la sangre de la nariz y se limpia cuidadosamente los labios ingiriendo después el antídoto para el veneno que ha utilizado. La guinda para rematar esta aborrecible trama por no decir algo más adecuado pero poco apto para vuestros ojos. ¿Es consciente de que ha metido a Dorne en un precioso lío? Recordemos que Trystane es enviado a Desembarco del Rey para ocupar el puesto de Oberyn en el Consejo Privado del rey y además se casará con Myrcella. Ahora puede que nada de eso suceda.


Toca hablar de LA escena de Cersei Lannister. Es algo que los lectores llevábamos esperando mucho tiempo y es que después de leer Danza de dragones nos quedamos a la espera de ver cómo se reflejaba la escena en la serie. Sin meternos con el corte de pelo. Ha llegado el momento de claudicar y Cersei decide confesar ante el Septón Supremo sus pecados admitiendo que se acostó con su primo Lancel pero negando que sus tres hijos fueran fruto del incesto y ser todo una mentira de Stannis. El intransigente líder de la fe le revela que será juzgada por sus actos pero que podrá volver a la Fortaleza Roja si antes cumple un acto de humildad que será la peor prueba de Cersei, la peor de todas. Las septas le cortan su larga cabellera rubia dejándole solo unos trasquilones. En la novela la rapaban al acero y además la depilaban. Ningún pelo tras el que esconderse. A continuación es llevada al exterior donde el Septón Supremo pronuncia su sentencia y la septa Unella, por cierto chollazo de personaje que solo dice dos palabras en toda la temporada, la desnuda ante todo Desembarco del Rey y la insta a caminar así hasta el castillo. La prueba se desarrolla de la forma más humillante posible. Las buenas gentes de Desembarco del Rey la insultan a gritos y le arrojan todo tipo de desperdicios, se burlan de ella de mil maneras hasta que angustiada, llega a las puertas de la Fortaleza Roja llorando inconsolable donde la esperan su tío Ser Kevan y el maestre Qyburn que le presenta al nuevo miembro de la guardia real, ser Robert, un gigante que oculta su rostro tras un pesado yelmo y que no pronunciará ninguna palabra hasta que los enemigos de su alteza estén abatidos. Cersei ha regresado a casa pero a qué precio. He de decir que la escena ha estado de lo más conseguida, la mejor de todo el condenado episodio, por delante de la final. Se desatan las incógnitas. ¿Quién es el nuevo miembro de la guardia? ¿Es la Montaña? ¿Está derrotada la reina? ¿Qué ha pasado con Margaery y Loras? Una cosa es segura, la venganza será terrible.



Ya solo nos queda hablar de la escena en el Muro. Poco a poco Jon ha ido perdiendo a sus mejores aliados, Grenn y Pyp muertos en el ataque al Muro de la temporada anterior, la muerte del Lord Comandante Mormont, la muerte del maestre Aemon y ahora la partida de Sam. Parece que aquí Sam ha olvidado que su padre lo desollaría vivo si se convertía en maestre. Para los lectores, el padre de Sam es un hombre que desprecia a los siervos y un maestre es siervo para toda la vida. Sam por iniciativa propia le pide a Jon que le deje ir a la distante ciudad de Antigua para convertirse en maestre y así poder ayudar mejor a su amigo. Como si hacerse maestre fuera tan fácil. Se marcha llevándose a Eli y al bebé. En Festín de cuervos la cosa va por otro lado y se incluye al maestre Aemon. Con la marcha de Sam, el nuevo Comandante se queda solo a merced de sus enemigos. Quien hubiera imaginado que iba a ser Olly quien le traicionase vilmente. De Ser Allister lo hubiéramos esperado. Olly engaña a Jon diciéndole que uno de los salvajes tiene información sobre su tío Benjen y el inocente Snow sale al patio donde Ser Allister y un grupo de compañeros le apuñalan con saña al tiempo que argumentan “Por la Guardia” en cada cuchillada. Hasta Olly, esa perra rencorosa, participa dándole la puñalada de gracia. Vemos caer a Jon sobre la nieve mientras la sangre comienza a formar un charco junto a su rostro. De esta manera se cierra la temporada, con una muerte inesperada, no tanto para los lectores pero sí que nos pilla desprevenidos al saber que Kit Harrington, el actor que interpreta a Jon anunció que no iba a estar presente en la sexta temporada. ¿Qué va a pasar aquí? NI IDEA.


¿Qué os ha parecido a vosotros el final? Sed majos y expresad vuestra opinión. Personalmente ha sido lo esperado con sus cambios inevitables y todo eso. Recordando una vez más que la trama de los libros es demasiado amplia como para meterla en una serie de diez episodios, o se alargaba la serie o se alargaban los episodios. Ya hablaré más adelante de la adaptación con pelos y señales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario