La mirada del adiós de Ross MacDonald

miércoles, 20 de mayo de 2015

Ya he terminado de leer otra genial novela del gran maestro que era, es y será Ross MacDonald. De nuevo y de la mano del perspicaz Lewis Archer, el autor nos lleva a la sombría historia de los Chalmes, ricos y poderosos que están con el agua al cuello. De nuevo Archer tiene que rebuscar entre los secretos de familia y comprobar una vez más que las cosas nunca son como nos las cuentan.


SINOPSIS
El detective L. Archer ha sido contratado por el abogado John  Truttwell por mediación de una rica dama, la señora Chalmers que necesita encontrar una caja de oro que ha desaparecido de la caja fuerte. Se sospecha que Nick, el inestable hijo de los Chalmers ha tenido algo que ver en el robo dado su actitud obsesiva. Archer descubrirá gracias a Betty, hija de Truttwell que Nick está relacionado con una historia del pasado que involucra a demasiada gente.

EL PROTAGONISTA
Lew Archer tiene suficientes años de experiencia para saber cuando le mienten y cuando no y tiene muy claro que en el caso de los Chalmers miente todo el mundo desde el abogado hasta el criado de la familia. Las sombras del pasado siempre son alargadas y pueden oscurecer el presente, si pensamos que nuestros actos quedan sin consecuencia estamos muy equivocados. Archer deja de lado la compasión para sacar lo peor de cada uno de sus clientes, sus secretos más perturbadores haciendo gala de una dureza que ha ido cosechando a lo largo de toda su vida adulta.

LA HISTORIA
No sería la primera vez que MacDonald utilizase una familia rica como eje de sus novelas. Ejemplos sonados los tenemos con La piscina de los ahogados, El caso Galton o El blanco móvil. Familias unidas y disfuncionales, a poder ser con mucho dinero que a fin de cuentas es uno de los mejores ingredientes de una buena historia. Esta vez tenemos muchas versiones de unos hechos acaecidos hace casi veinticinco años, unas cuantas muertes, un secuestro muy raro, un secreto de familia y una historia de amor abocada al fracaso.

OPINIÓN PERSONAL
La verdad que a mí MacDonald no decepciona con sus novelas. Esta fue una de las que compré en la feria del libro de ocasión en Murcia por solo seis euros aunque después descubrí una edición de los años sesenta por la mitad de precio. No importa así los tengo todos del mismo tamaño y edición, Serie Negra. Aparte del propio Archer llama la atención los personajes de John y Betty Truttwell, padre e hija, el primero abogado de los Chalmers y ella novia de Nick Chalmers, llama la atención el amor incondicional que ella profesa al chico y cómo su padre ha ido guardando secretos de la familia que pueden tambalear el buen nombre de todos. Personajes sombríos como Jean Trask hacen que la historia atrape para llevarnos de nuevo a un final inesperado y desalentador para algunos personajes.

1 comentario:

  1. Hola Adol. Ahora al leer tu reseña me he acordado de la historia (que no la recordada demasiado bien). Aquí Archer ya está de vuelta de todo, y eso lo hace más creíble y humano. Grande MacDonald y magnífica tu reseña. Saludos.

    ResponderEliminar