El asesinato como diversión de Fredric Brown

miércoles, 1 de octubre de 2014

Cambiamos un poco el registro en esta reseña. El asesinato como diversión no está protagonizado por el clásico detective o la típica heroína. El protagonista, Bill Tracy, es guionista de un serial radiofónico que bebe en exceso y que lamenta interiormente su oficio cuando en realidad preferiría escribir otro tipo de historias. La trama principal se basa en crímenes copiados de un guión escrito por el propio Tracy realizados por un asesino anónimo que pondrá en jaque al escritor cuando se inicie la investigación policial. El asesinato como diversión, Murder can be fun en el inglés original, es una novela de 1948 ambientada en Nueva York y sumergida en el mundo de la radio y los guiones donde sus personajes quedarán entremezclados en una trama compleja de inesperada resolución como toda buena novela de misterio.


SINOPSIS
En pleno verano en Broadway un desconocido disfrazado de Papa Noel asesina a Mr Dineen de la misma manera que aparece escrita en uno de los guiones de El asesinato como diversión. Como consecuencia de esto, Bill Tracy, autor de los guiones queda como principal sospechoso de la muerte de Dineen quien por cierto era su jefe pero además es acusado del siguiente crimen. Alegando que es el único que ha podido ver los guiones inéditos, la investigación se centrará sobre él pese a su inocencia.

EL PROTAGONISTA

BILL TRACY: escritor de guiones de radio y autor de Los millones de Millie un largo serial que no le gusta pero que le da lo suficiente para vivir. Cansado de escribir seriales decide por su cuenta in ventar un programa, El asesinato como diversión donde el público resolverá asesinatos que él mismo planteará. De momento solo tiene un par de guiones y planea más hasta que su jefe aparece asesinado exactamente como en el primero de sus guiones lo que lo convierte en el principal sospechoso del crimen.

EL AUTOR.
Fredric Brown, nacido un 29 de octubre de 1906 en Cincinnati y fallecido un 11 de marzo de 1972. Autor de novelas de misterio y de ciencia ficción y considerado un gran maestro siendo admirado por autores como Mickey Spillane. Pese a que en vida no fue especialmente popular es un autor de culto en toda América del Norte y Europa. Publica su primera novela, La trampa fabulosa en 1947 siendo merecedor del premio Edgar como mejor novela de misterio. Escribía ya decíamos arriba sobre los dos grandes temas del momento, misterio y ciencia ficción. Lector voraz y productor de numerosos relatos debido a su mala situación económica, escribía para ganar el dinero suficiente para sus gastos, su profesión en principio era la de corrector de pruebas de imprenta tuvo apenas pocos años para dedicarse a la literatura por completo, un total de trece o catorce años. Como vengo prometiendo desde hace tiempo habrá un apartado especial donde recoger los datos más característicos de este autor. Entre sus obras encontramos:
Ciencia Ficción: Universo de locos, Un regalo a la tierra, Por sendas estrelladas, ¡Marciano vete a casa!, Vagabundo del espacio y El ser mente o La mente asesina de Andrómeda. Recopilaciones de cuentos: El ratón estelar, Pesadillas y Geezenstacks, Ciencia ficción completa I, II vol, Paradoja perdida, Ven y enloquece y otros cuentos marcianos, Luna de miel en el infierno y otros cuentos de marcianos y Amo del espacio.
Misterio: La trampa fabulosa, El asesinato como diversión, La viva imagen, Complot para asesinar, Plenilunio sangriento, La caza del asesino, El misterio de la vela, La noche a través del espejo, La muerte tiene muchas entradas, El grito lejano, Todos matamos a la abuelita, Esquizofrenia, El adivino, Su nombre era muerte, Soy un vagabundo, La bestia dormida, Un trago para el camino, Llama 3-1-2, Una dama en peligro, Los asesinos, Cinco días de pesadilla, El caso de la señora Murphy y Los asesinatos del perro y otros asesinatos.



3 comentarios:

  1. Like always!! una reseña sorprendente y cuidada. Es agradable encontrar reseñas de novelas que a priori no están a la orden del día pero te transportan a sucesos igual o más sorprendentes que aquellos que sí figuran en primera plana. La idea de un asesinato en pleno verano cometido por alguien disfrazado de papá noel deja ya entrever la imaginación y espontaneidad del autor. :D Muchas gracias por hablarnos de la novela Adol :D

    ResponderEliminar
  2. Hola Adol. Este libro es muy cañero. Yo me lo leí hace relativamente poco tiempo y me encantó. Eso si, el prota es un borrachin de mucho cuidado. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Me lo leí este verano por la colección de El País coincido contigo. Gracias por comentar.

    ResponderEliminar