Una corona para tu entierro de James Hadley Chase

jueves, 7 de agosto de 2014

Vamos con otra novela de misterio, esta vez de la mano del británico James Hadley Chase (1905-1985). Esta novela es de 1940 donde se refleja la corrupción, la frialdad de algunos tipos, el poder que ejercen para lograr sus metas y los héroes que luchan para abrirse camino cuando se ven envueltos en sus negocios sin olvidar a las mujeres que siguen sus propias normas e instintos. El día 11 de este mismo mes con El País viene una de sus novelas, Eva, que se puede adquirir por 1,95 comprando el periódico ya que pertenece a la última colección de serie negra lanzada por El País, se trata de dieciséis títulos de los grandes clásicos.


SINOPSIS
El periodista Nick Mason consigue entrar en el corredor de la muerte para escuchar las últimas declaraciones de Vessi, un convicto que será ejecutado por asesinato. Sus últimas palabras para Mason son: "Se equivocaron de hombre, yo no lo hice" y le susurra el nombre del asesino. Poco después de la ejecución Mason comienza investigar el asunto a raíz de la extraña llamada de una mujer que le promete diez mil dólares a cambio de sacar la verdad a la luz. Un robo, amenazas e intentos de asesinato tratarán de dar al traste sus propósitos.

EL PROTAGONISTA

NICK MASON: un periodista que no está dispuesto a echarse atrás cuando descubre el hilo de una buena historia. Tras recibir el encargo de una misteriosa mujer descubre que le han robado cinco mil dólares, primera parte del pago de su extraña cliente. En su apartamento flota el aroma de un denso perfume. ¿Quién ha sido la mujer que ha entrado en su apartamento? Por otro lado las dificultades para encontrar la verdad harán que Mason se vea cara a cara con la muerte.

EL AUTOR




James Hadley Chase nació en Londres en 1905 y murió en Suiza en 1985. Escribió un centenar de novelas de misterio tras dedicarse a la venta de enciclopedias y ser dependiente en tiendas de libros. Hijo de un coronel de la Armada Británica, tuvo una fuerte educación parte de la cual se desarrolló en Calcuta. El auténtico nombre de este autor era René Brabazon Raymond, firmaba con seudónimo. Durante la Segunda Guerra mundial fue piloto de la Air Force mudándose posteriormente a Francia en los años cincuenta y finalmente a suiza en los sesenta donde vivió hasta su muerte. Decidió probar suerte en la literatura tras leer novelas americanas entre ellas El cartero siempre llama dos veces de James M. Cain. Escribió El secuestro de miss Blandish en poco tiempo siendo recibida con un éxito rotundo. Fue el primero de una larga serie de títulos. a pesar de no haber vivido nunca en Estados Unidos ambientó sus novelas en este país utilizando mapas, diccionarios de jerga americana... aunque sí visitó por breve tiempo Nueva Orleans y Miami. El autor Raymond Chandler le denunció por haber incluido secciones de su trabajo en Blonde´s Requien por lo que se vio obligado a disculparse públicamente a través del periódico The Bookseller.
En sus novelas no es difícil saber quién es el asesino porque siempre se revela al inicio dejando al lector intrigado y pasando página tras página para saber qué pasará al final. Las mujeres siempre son bellas y fatales, un verdadero cliché de estas novelas. Los hombres suelen cometer el asesinato por ellas o para hacerse ricos, no en todas las ocasiones claro está. Algunas de sus novelas como Eva, fueron llevadas al cine. En este caso Stanley Baker y Jeanne Moreau interpretan a los protagonistas dirigidos por Joseph Losey.
Algunas de las novelas de Hadley Chase son: El secuestro de miss Blandish, Eva, Cambio de escena, Una corona para tu entierro o Acuéstala sobre los lirios.

1 comentario:

  1. Eso digo yo, ¿quien es la mujer que ha entrado en el apartamento de Mason? jajaja No dejas de sorprenderme la velocidad y la objetividad a la que lees y haces la reseña. Me gusta mucho que continúes la tónica de traernos las novelas que de verdad te gustan en lugar de pasarte a leer y reseñar las que otros ya han hecho sólo por conseguir visitas o seguidores en el blog. No descarto leer alguna novela de Hadley Chase. Un abrazo.

    ResponderEliminar