El príncipe de Nicolás Maquiavelo

sábado, 9 de agosto de 2014

No es una novela en sí pero llevaba tiempo buscando un rato para leerlo porque hablan muy bien de él y entiendo el por qué más o menos. Es cortito, unas ciento veinticuatro páginas de nada en las que Maquiavelo se dirige a Lorenzo de Médicis para darle una serie de consejos que todo buen príncipe de su patria debería seguir para que su gobierno llegue a buen término. Maquiavelo señala numerosos ejemplos históricos, sobre todo hace mención a sus contemporáneos, el rey Luis XI de Francia, Fernando de Aragón y además mencionando a los antiguos conquistadores como Alejandro Magno, que fueron muy queridos por el pueblo, que siempre se rodearon de buenos amigos y consejeros pero que siempre usaban su propio criterio. Se manifiesta que un príncipe debe saber actuar, ser astuto y moverse con inteligencia para preservar su liderazgo, algo que pocos saben hacer. Expone numerosos ejemplos de emperadores romanos y duques y príncipes italianos mencionando además a los papas Alejandro VI y Julio II señalando su mejor o menor fortuna.


Maquiavelo, nacido en Florencia en 1469 y fallecido en 1527. Una famosa figura política que escribió su obra, El Príncipe en 1513 pero fue publicada de forma póstuma en 1531 en Roma. Es testigo de los grandes acontecimientos de la Florencia de su tiempo, los Médicis caen en desgracia en 1494 y Florencia se convirtió en República hasta el año 1512 que los Médicis volvieron al poder. Trabajó para el Papa Alejandro VI y su hijo César Borgia, es testigo del ascenso de Julio II a la muerte de Alejandro VI y la estrepitosa caída de César Borgia en el oprobio. Estudió a las grandes figuras de la época como el emperador Maximiliano I de Alemania o Fernando II de Aragón. Con el regreso de los Médicis fue destituido de su cargo, apresado, torturado y encarcelado acusado de participar en una conjura contra la poderosa familia. Tras su liberación se retira a su villa cercana a Florencia procurando sacar provecho de sus escasos recursos y dedicándose a la literatura, surgen entonces El Príncipe o Discursos de la primera década de Tito Livio por citar un par de ejemplos. Sería acusado nuevamente por los Médicis de volver a conspirar contra ellos aunque más parte ellos mismos le ofrecerían algunos encargos. Fallece siendo ignorado por sus antiguos amigos, sus obras no serían tomadas en cuenta hasta años más tarde.


En esta ocasión la reseña es mucho más corta de lo acostumbrado al no tratarse de una novela en sí. Quien esté interesado en obtener mayor información sobre Maquiavelo puede hacerlo a través de cualquier página de Internet donde encontrará muchos más detalles. Esta reseña no pretende recoger al dedillo el pensamiento de Maquiavelo sino hablar aunque sea una minoría sobre El Príncipe.

2 comentarios:

  1. Obra histórica y reseña breve en la que recoges de forma humilde lo principal de la obra. Del mismo modo cuentas un resumen de la biografía del autor y de la época en la que le tocó vivir. Es triste leer lo de que murió sin que los amigos lo apreciaran. Muy buena reseña sin meterse en berenjenales de ideales y demás. Debido al texto de carácter comparativo y de modo consejo para los Medicis creo que no hace falta más extensión. Muchas gracias por traernos este libro tan icónico e histórico. Hasta la próxima,

    ResponderEliminar
  2. Un libro que no había sabido de su existencia. Lo pintas bastante bien! A ver si encuentro un hueco y te leo más. Tenemos algo de qué hablar :) un besito

    ResponderEliminar