Metamorfosis de Ovidio

viernes, 22 de noviembre de 2013

Hace unos días tuve que hacer un trabajo para Historia del Arte sobre el cuadro de Las hilanderas de Diego Rodríguez de Silva y Velázquez y para ello tuve que hablar del mito que se recoge en el cuadro, el mito de Aracne que aparece recogido en la Metamorfosis de Ovidio. Aproveché entonces para leer esta serie de relatos míticos de héroes y dioses pero antes comenzamos hablando un poco del autor.
Publio Ovidio Nasón fue un poeta romano nacido en Sulmona en el año 43 a.C. y fallecido en Tomis (actual Constanza) el 17 d.C. Arte de Amar y Metamorfosis son sus obras más importantes.
En Metamorfosis encontramos no solo los mitos más famosos de la mitología griega sino multitud de escenas míticas de reyes y jóvenes héroes. Mitos como el rapto de Europa, la seducción de Ío, la de Sémele... En todos estos relatos actuaba Júpiter seduciendo a una joven bajo la forma de un animal o de nube como en el caso de Ío y en todos actúa Juno vengándose de las amantes de su celestial esposo, sugerir a Sémele que pida a Júpiter que se presente en toda su majestuosidad, enviar un tábano a atormentar a Ío... En cada uno se explica la función de cada uno de los dioses y su origen. Si dibujáramos un árbol genealógico de estos dioses nos faltaría papel para añadir a todos los hijos, hermanos hijos de hijos y los hijos de estos. Es un interesante mapa de personajes. También se añaden relatos de ninfas y personajes mortales como la relación incestuosa de Mirra con su padre de la cual nace Adonis, el hombre más perfecto del mundo que sedujo a la bella Venus. Mirra tiene a su hijo después de transformarse en el árbol de la mirra. Son demasiados mitos para resumirlos todos de modo que hablaré solo de unos cuantos.
Plutón en complicidad de su hermano Júpiter rapta a Proserpina, hija de Ceres, diosa de las cosechas y del propio Júpiter, la lleva a los infiernos donde ella se convierte en su consorte, por este rapto, Ceres abandona sus deberes y cogiendo dos antorchas recorre el mundo buscando a su hija, preguntando a quien encuentra hasta que una ninfa le revela que su hija está en el inframundo.
Aracne que alardeaba de ser la mejor tejedora, mejor incluso que la diosa Minerva, protectora de este arte. Ambas miden sus fuerzas tejiendo un tapiz pero cuando Aracne borda los escarceos amorosos de Júpiter monta en cólera y la castiga transformándola en una araña para que teja por siempre.
Hipómenes, enamorado de la bella Atalanta pide ayuda a Venus para conquistar su amor. Atalanta desafía a todos sus pretendientes a derrotarla en una carrera, la diosa del amor le entrega unas manzanas de oro para que Hipómenes las arroje al suelo y así Atalanta las recoja perdiendo la ventaja. Pero cuando el joven consigue ganar olvida agradecer a Venus su ayuda y esta transforma a la pareja en leones.
Apolo dios del sol tenía una multitud de amantes y el famoso capítulo de su pasión por Dafne provocada por Cupido como venganza al desaire que Apolo le había provocado. Pero el dios también tuvo amantes masculinos entre ellos Jacinto que muere durante una competición de lanzamiento de disco, Céfiro acaba con la vida del joven haciendo que su disco lo golpee en la cabeza, de la sangre de Jacinto surgiría la flor que a día de hoy conocemos con su nombre. Otro de sus amantes fue Cipariso que asesinó accidentalmente al ciervo que Apolo le había regalado y como castigo pide al dios que lo convierta en un ciprés.
Apolo también interviene en el mito de Níobe que por pecar de soberbia y burlarse de Leto que solo había tenido dos hijos mientras que ella tenía siete hijos y siete hijas. Apolo y su hermana Diana o Artemisa mataron a los hijos de Niobe lanzándoles flechas envenenadas, cuando el esposo de Níobe ve tal atrocidad se suicida mientras que su esposa se convierte en piedra sin dejar de llorar su suerte.
Como se puede ver, de cada dios sale una historia diferente y de estas historias nuevas historias, por eso los relatos de los dioses son tan variados y numerosos. Una lectura fascinante para todo aquel que quiera conocer los mitos de los dioses.


Son muchos los artistas que han plasmado en sus obras los mitos de los dioses griegos. En la imagen os presento el cuadro de Velázquez Las hilanderas o la fábula de Aracne pero este autor también pintaría al dios Baco en Los borrachos o el triunfo de Baco, Marte o La fragua de Vulcano por mencionar a un autor español otro sería Goya con su Saturno devorando a sus hijos, un fresco bestial que pintó en la Quinta del Sordo, su casa de campo. Son muchos los artistas que han plasmado en el lienzo un tema mitológico pero también en series de televisión como Xena, the warrior princess ambientada enteramente en la Grecia clásica, películas, dibujos animados. Aunque yo os sugiero que para conocer estos mitos y obras os decantéis por la cultura pictórica y literaria, siempre viene a ser mejor.